Compartir
Bandera de Puerto Rico

De acuerdo al ejecutivo de la Oficina del Gobernador para las Ideas Comunitarias y Base de Fe, Héctor Albertorio, el primer gobernante de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, “está sumamente complacido de cómo se estuvo creando este Decreto de 40 días de Ayuno y Oración. Hoy nos encontramos aquí, en Naranjito, donde tenemos la posibilidad de constatar el encontronazo que tuvo esta idea en la multitud. Estamos completamente seguros que con la unión de nuestro pueblo en actividades como esta ese mejor Puerto Rico que todos deseamos y anhelamos será una realidad”, informo Albertorio.

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos ‘Johnny’ Méndez Núñez, siguió con su Decreto de 40 días de Ayuno y Oración, en una actividad efectuada en el Naranjito. En esta actividad participaron los alcaldes de Naranjito y Comerío, Orlando Ortiz Chevres y José ‘Josian’ Santiago Rivera. Albertorio, recalco que la Fortaleza está muy complacida de cómo se están desarrollando los ayunos y de los resultados positivos que traerán los mismos. Los decretos seguirán a través de toda la Isla hasta el día 7 de abril donde finalizara en el Distrito #40 de Carolina.

Crisis económica

Ricardo Rosselló Nevares juramentó en enero de este año como el nuevo gobernador de Puerto Rico para los siguientes cuatro años. El gobernador firmó seis órdenes ejecutivas, en su mayoría marcadas por la fuerte crisis fiscal y económica que atraviesa la isla, y con una deuda pública cerca a los 70,000 millones de dólares.

Para poder sacar de esta crisis a Puerto Rico Rosselló propuso:

Minimizar la deuda de 70.000 millones de dólares
Hacer un presupuesto balanceado
La activación del crecimiento económico
Bajar el desempleo que llega al 12%
Reducir la pobreza que está afectando a más del 40% de la población.

Y para crecer los ingresos, Rosselló indico mantener el impuesto especial del 4% a empresas extranjeras y realizar una reforma que mejore la fiscalización del Departamento de Hacienda.

Rosselló además quiere reducir el gasto público, pero “sin afectar los servicios esenciales, ni el despido de empleados públicos” y afirma que lo lograría eliminando los subsidios a los municipios de la isla, así como la Universidad de Puerto Rico y entidades sin fines de lucro.

También pide minimizar el gasto en la nómina del Gobierno, recortando 300 millones del gasto en salud (la Junta Fiscal pedía recortar en mil millones en este rubro).

En una carta para el diario The New York Times, el economista Joseph Stiglitz que es ganador del premio Nobel en el 2001 alego que la Junta de Control Fiscal, que fue creada en junio del 2016, posee peores exigencias que las esperadas para Grecia por sus acreedores.

Fuente: Noticia Cristiana