Compartir

Las implicadas protagonizaron una pelea durante una congregación de la Iglesia evangélica en la ciudad hondureña de La Ceiba. Lo curioso del caso es que el motivo de su disputa era el mismo pastor que dirigía la ceremonia religiosa, conocido como Leonido y quien además sería el esposo de una de las implicadas en esta riña.